En sus tres ediciones, este proyecto organizado por la Dirección de Desarrollo Social, atendió a 390 jóvenes de las 18 parroquias de Maracaibo entre los 15 y 20 años y los capacitó como voluntarios para las actividades de la municipalidad.