Se mantiene limpieza de cañadas

Desde el 27 de enero de 2020, la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo mantiene el Plan de Limpieza de Cañadas, logrando atender 8 de las 12 cañadas principales y 25 de los 64 tramos,  para prevenir posibles desbordamientos ante la proximidad de las lluvias.

Estos trabajos son dirigidos por la Dirección General de Servicios Públicos y ejecutados por el Instituto Municipal de Ambiente, que con equipos especiales  procede al retiro de escombros, desechos sólidos y sedimentos de las cañadas.

El director general de Servicios Públicos de la Alcaldía, Roberto Rojas, informó que hasta la fecha se han identificado 12 cañadas principales, con un riesgo de desborde máximo, de las cuales 8 ya han sido intervenidas.  Entre estas se encuentran las cañadas Fénix, Morillo, Chocolate y Zapara.

También explicó que han atendido puentes y tramos en los barrios Aníbal Ospino, Miraflores aguas abajo, María Concepción Palacios, Bolívar, La Negra, San José, los sectores Los Claveles y La Rosita, con embaulamiento, Niños Cantores, Mara Norte I y II, La Lagunita, el puente José Gregorio Hernández y EPA.

Entre las parroquias beneficiadas se encuentran Antonio Borjas Romero, Manuel Dagnino, Juana de Ávila, Francisco Eugenio Bustamante, Chiquinquirá, Cacique Mara, Luis Hurtado Higuera y Cristo de Aranza.

Rojas destacó que a través de las redes sociales del ayuntamiento y del contacto telefónico con el IMA,  también se atienden las denuncias que se reciben de las comunidades.

En ese sentido, resaltó que el IMA limpia estos espacios y crea conciencia en los ciudadanos,  para que tengan un sentido de corresponsabilidad y así poner fin al círculo vicioso de verter sus desechos dentro de las cañadas, sin importar las consecuencias que esto acarrea.

El personal dispuesto para estas labores es de 25 ambientalistas, dos supervisores, una cuadrilla para el trabajo manual, tres retroexcavadoras, 5 camiones volteo, un camión 750 y herramientas complementarias, para el despeje y recolección de piedras, escombros y desechos sólidos en las cañadas. 

Por Venuhary Díaz
Fotografía por Andrés Lamboglia
Oficina de Información y Comunicación