Hacen primer Encuentro de Atención Social a Pescadores

Con la asistencia de más de 150 pescadores y pescadoras de la parroquia Coquivacoa, la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo realizó el primer Encuentro de Atención Social a los Pescadores, el 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador, en el parque Vereda del Lago.

El encuentro fue presidido por el alcalde bolivariano de Maracaibo, Willy Casanova, quien aplaudió la alianza con los pescadores, que permite el intercambio de combustible para sus lanchas por el producto necesario para abastecer al pueblo maracaibero, durante la cuarentena social por el COVID-19.

Durante la actividad se respetaron las medidas de seguridad para prevenir el coronavirus, como el uso obligatorio de tapabocas y la distancia social.

También participaron en el acto el director de Alimentación, Reinaldo Herrera, y el presidente de la Corporación de Alimentos de Maracaibo, Jean Carlos Martínez. “No hay mejor forma de exaltar el trabajo que invitando a seguir trabajando”, fueron palabras de Martínez, quien también invitó a los pescadores de Maracaibo a continuar construyendo relaciones de hermandad.

El concejal Enmanuel Pulgar dijo que la actividad busca consolidar la alianza justa y sostenible entre el gobierno municipal y las asociaciones pesqueras de Coquivacoa, además adelantó que este plan de cogestión se proyecta extenderlo a toda Maracaibo.

Primer Encuentro de Atención Social a PescadoresEntrega de alimentos

Los pescadores y pescadoras asistentes se trasladaron desde Santa Rosa de Agua, parroquia Coquivacoa, gracias al transporte proporcionado por unidades de Bus Maracaibo.

En el encuentro recibieron bolsas de alimentos con rubros como arroz, pasta, azúcar, harina y lentejas.

El pescador Junior Ortega comentó que la Alcaldía ayuda a la comunidad a continuar con sus labores en el lago proporcionándoles el combustible para sus lanchas. Ortega agregó sentirse agradecido con la bolsa que recibió de la Alcaldía.

La pescadora Norlina Cifuentes señaló sentirse retribuida “con la bolsa de comida y con el combustible con el que salimos a la faena todos los días, para llevar el alimento a nuestras casas”.

Por María Arellano
Oficina de Comunicación e Información