Mercados a cielo abierto distribuyen alimentos

En medio de la cuarentena social y colectiva por el COVID-19, más de 100 toneladas de alimentos, a precios justos, distribuyó la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo en mercados a cielo abierto, realizados entre el 19 y el 26 de abril, en ocho parroquias de la ciudad.

Estos mercados que cumplen todas las medidas de desinfección, en las áreas aledañas a su realización, para evitar la propagación del coronavirus, son desarrollados a través de la Dirección de Alimentación y el Fondo de Apoyo para la Economía Popular (Fundepo), junto con la empresa privada.

Mercados a cielo abierto distribuyen alimentosEl director de Alimentación, Reinaldo Herrera, indicó que fueron 25 mercados los realizados, donde más de 13 mil familias de las parroquias Raúl Leoni, Santa Lucía, Juana de Ávila, Olegario Villalobos, Cristo de Aranza, Caracciolo Parra Pérez, Chiquinquirá y Bolívar, adquirieron alimentos y productos de primera necesidad, como: harina, arroz, azúcar, café, aceite, pasta, papel higiénico, jabón de tocador, mayonesa y salsa de tomate, entre otros.

Recalcó que la venta se hace a precio justo y que se han venido incorporando nuevos rubros a la oferta, gracias a la gestión de la Corporación de Alimentos de Maracaibo, presidida por Jean Carlos Martínez, en alianza con la empresa privada, como Víveres De Cándido e Hipermercado NASA, entre otros.

Mercados a cielo abierto distribuyen alimentosHerrera adelantó que se busca llevar a cabo de 50 a 80 mercados semanales, para que todos puedan abastecerse sin alejarse de sus casas; siempre respetando las medidas de seguridad ante el COVID-19, como el uso del tapabocas y la distancia social.

Nelly García, líder del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) 24 de Julio, de la parroquia Santa Lucia, aplaudió la iniciativa de los mercados a cielo abierto, debido a que proporcionan un espacio “dentro de la misma comunidad, para que la gente no deba desplazarse ni exponerse en medio de esta pandemia”.

Robert Montiel, quien realizó sus compras en la parroquia Chiquinquirá, comentó que encontró más económicos algunos productos que necesitaba y puntualizó que estos mercados son una ayuda para la comunidad.

Por María Arellano
Oficina de Comunicación e Información