Supervisan el cumplimiento de normas en comercios

Supermercados, panaderías, farmacias y establecimientos exceptuados en el decreto 0024 municipal, deben garantizar, en sus  entradas, dispensadores para el lavado de manos con agua y jabón, gel desinfectante o alcohol, y mantener la limpieza frecuente de las superficies y objetos expuestos a los usuarios, durante la emergencia generada por el COVID-19.

Supervisan el cumplimiento de normas en comerciosAsí lo informó el director ejecutivo y de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, César Garrido, quien destacó que dichos establecimientos deben adoptar al menos 14 normas de protección para todos sus clientes y sus trabajadores.

"Las medidas en su conjunto están dirigidas a evitar las concentraciones y aglomeraciones en los centros de compras, y al cumplimiento absoluto de las normas de higiene y limpieza", precisó Garrido.

En este sentido, el ayuntamiento supervisa el cumplimiento de los horarios de labor de 8 de la mañana a 2 de la tarde, con la salvedad de las farmacias, que deben cumplir con los turnos de 24 horas, ante casos de emergencia.

Supervisan el cumplimiento de normas en comerciosTambién debe mantenerse el uso permanente de la mascarilla y el distanciamiento preventivo mínimo de un metro entre clientes, proveedores, compañeros de trabajo y usuarios, aún en las colas de espera para el ingreso al establecimiento.

El instrumento regulatorio recomienda que los servicios para entregas a domicilio deben evitar el uso de transacciones con dinero en efectivo o tarjetas, acordar pagos a través de transferencias, evitar el ingreso del personal a las viviendas y mantener el metro de distancia con el cliente.