Se mantiene la atención a embarazadas y lactantes

 

En medio de la pandemia por coronavirus, los Centros de Atención Integral a la Mujer Embarazada y Lactante (Caimel) siguen garantizando la atención a través de las consultas médicas a este sector de la población.

Desde el Caimel ubicado en Plaza de Todos, parroquia Idelfonso Vásquez, el alcalde bolivariano de Maracaibo, Willy Casanova, inició el Plan de Atención Médica Integral a la Mujer Embarazada y Lactante por COVID-19.

Casanova enfatizó que los dos Caimel que existen en la ciudad no pueden detenerse, por lo que se han reforzado todas las medidas de prevención, higiene y control sanitario en ambos centros de salud, para atender diariamente a 26 pacientes, entre embarazadas y lactantes.

Este plan de atención busca, a través de la data previa de los pacientes, hacer un contacto telefónico para informarles qué día serán atendidas y así tener un control de ingreso al centro de salud, además de mantener la desinfección y limpieza permanente en el lugar, garantizando que este no se convierta en un espacio de propagación del coronavirus, dijo Casanova.

El Alcalde aseguró que todos los servicios se siguen ofreciendo de manera gratuita, así como la entrega de alimentos subsidiados, al igual que las vitaminas, medicamentos y la canastilla, el seguimiento nutricional y la aplicación de la prueba rápida del COVID-19.

También se mantiene la dotación de equipos de bioseguridad, como guantes y mascarillas, al personal que labora en estos centros.

El Caimel está funcionando de lunes a viernes, en un horario establecido de 8 de la mañana a 12 del mediodía, y todos los pacientes y el personal deben cumplir con el uso del tapabocas y el lavado de las manos.

El Alcalde estuvo acompañado de la directora del Samas, Lismar Rojas y la directora de Sedepar, Mariell Benítez.

Por Luis Parra
Oficina de Comunicación e Información