Ni el 10 por ciento de los comerciantes de La Curva de Molina pagan sus impuestos

Por Luis Parra
Oficina de Comunicación e Información

 

En La Curva de Molina funcionan 450 comercios formales de los cuales solo 43 pagan impuestos a la municipalidad, lo que representa menos del 10 por ciento.

Así lo informó el alcalde bolivariano de Maracaibo, Willy Casanova, en una asamblea que se llevó a cabo en el Centro Comercial De Cándido, con más de 400 empresarios formales que ejercen actividades económicas en La Curva de Molina y sus adyacencias.

La reunión se convocó con el fin de establecer un plazo, no mayor de 15 días, para ponerse al día con el pago de impuestos ante la institución recaudadora de Maracaibo, que es el Sedemat.

Una vez cumplido el lapso fijado, aquellas empresas que no estén al día con el Sedemat, no podrán ejecutar actividades económicas en la ciudad.

"Aquí no podemos tener a unos comerciantes y empresarios que paguen impuestos y queden como pendejos frente a unos vivos que igualmente desarrollan actividades económicas y decidan no pagar impuestos porque no les da la gana, no quieren, porque nunca han pagado o nunca se han regularizado con el municipio", aseveró el alcalde.

Además, indicó que todos los empresarios deben estar a derecho con los impuestos, pues es la única manera de mantener los proyectos de mejoras en los servicios públicos de la ciudad y de sus negocios: "Nosotros estamos haciendo que el comerciante informal entienda que, así tenga un pequeño local comercial que nosotros le vamos a ofrecer, tiene que pagar impuestos a la municipalidad. Quisiera saber por qué la municipalidad tendría que permitir que los dueños de un negocio de víveres, de una ferretería o de una panadería, por ejemplo, no paguen los impuestos. Eso no va a suceder".

Cabe destacar que el Sedemat ha dispuesto a un grupo de trabajadores, y la taquilla móvil, en el Centro Comercial D' Cándido, para la atención de los empresarios y personas que necesiten pagar sus impuestos.

Casanova agregó que todos los comercios y locales deben conectarse a los servicios públicos, cumpliendo los parámetros de la municipalidad.

También expuso los proyectos de los mercados que se construyen y la oportunidad de adquirir, a través de inversiones conjuntas con la municipalidad, cualquiera de estos locales.

Asimismo explicó lo referido a la movilidad peatonal y vehicular, la seguridad, iluminación y atención social que tendrá este espacio de la ciudad.

Comerciantes satisfechos

Los comerciantes en la reunión presentaron sus propuestas y aclararon sus dudas.

Tal es el caso de Marcos Torres, dueño de Comercial El Chicho, quien expresó que esta iniciativa beneficia al empresario y al desarrollo de La Curva de Molina: "Nosotros ya hemos tenido otras reuniones con representantes de la Alcaldía, donde nos dijeron que tendremos convenios de pago para ponernos al día con los impuestos. Si queremos que los servicios públicos funcionen tenemos que pagar los impuestos para que el gobierno pueda trabajar en mejoras como estas".

Torres dijo que al pagar se mejorarán los servicios públicos, y eso repercute de manera positiva en las ventas.

Por su parte, Laura Díaz, dueña de una peluquería, expresó tener muchas expectativas positivas por los trabajos que se realizan en La Curva de Molina, y espera que reabran pronto el paso vehicular para que siga aumentando su clientela.

"Poder adquirir nuevos locales de manera ordenada, pagarlos y contribuir con el desarrollo de esta zona, a través del pago de los impuestos, es algo buenísimo y es un deber", agregó.