La recuperación de La Curva de Molina beneficiará a población del oeste de Maracaibo

Por Luis Parra
Oficina de Comunicación e Información

Es la primera vez que se crea un plan integral de atención en La Curva de Molina que abarca lo estructural, lo material, lo social, lo cultural y la proyección hacia el futuro, para mejorar la calidad de vida de los habitantes del oeste de Maracaibo. Así lo expresó el alcalde bolivariano de Maracaibo, Willy Casanova, en la primera edición del año del programa radial Maracaibo Renace, donde enfatizó que la idea es adecentar La Curva de Molina y mejorar la vida de todos los que la usan, pero fundamentalmente de quienes participan diariamente en el comercio del lugar.

En el programa participaron la presidenta del Concejo Municipal de Maracaibo, Jessy Gascón; y el intendente de Tributos, Jean Carlos Martínez.

Casanova resaltó que pronto estarán anunciando lo que será la obra del mercado del oeste de la ciudad, el cual será el más grande de Maracaibo, y así dar respuesta a esta problemática heredada del anterior gobierno municipal.

Al respecto recordó que la gestión de Un Nuevo Tiempo llegaba hasta el centro comercial Galerías, la plaza de Todos y el hotel Maruma, poniendo límites en la ciudad y gobernando lo más sencillo de Maracaibo, y sin embargo lo hicieron mal: "Fue terrible la gestión, no pudieron ni con la basura".

Casanova agradeció a sus directores, quienes han demostrado su compromiso en el desarrollo del Plan Curva de Molina 2020; también, a la Misión Venezuela Bella, a Corpoelec, a Barrio Nuevo Barrio Tricolor y al Ministerio de Obras Públicas.

Por su parte, Gascón indicó que se han presentado pequeñas dificultades para generar orden con los vendedores ambulantes "El respeto y diseño de una economía sana pasa porque nosotros transitemos un episodio de aprendizaje y transformación; en La Curva de Molina lo estamos haciendo, pero necesitamos un poco de paciencia, vamos a encontrar el lugar y espacio donde todos podamos avanzar".

Jean Carlos Martínez resaltó que la transformación estructural de La Curva de Molina es determinante para el oeste de Maracaibo, pero lo más difícil será la construcción de la ciudadanía y el respeto a los espacios.  "Esto tiene que ver con el compromiso de todos, desde el peatón al usuario y el habitante; nosotros estamos creando una nueva sociedad dentro de un esquema de valores y no del sálvese quien pueda al que estábamos acostumbrados", agregó.

Transporte público

Dos o tres voceros del transporte público han expresado su desacuerdo con la intervención de La Curva de Molina, pues según ellos no les fue advertida ni consultada.

En tal sentido, Casanova dijo que principalmente el usuario del transporte público es el que se ve más afectado porque tiene que caminar unas cuadras mientras se abre de nuevo la intersección de La Curva de Molina completamente recuperada.

El burgomaestre aseguró que estos transportistas buscan tomar parte de las unidades del naciente sistema de transporte Bus Maracaibo. "Quieren agarrar los buses sin pagarle un medio al Estado, disfrutar del usufructo de estas unidades y que les quede en el bolsillo de ellos, poner a un avance y explotarlo. ¡Pues eso se acabó! Tengo la fuerza y la moral para cumplirlo (...) yo se los dije en la campaña, si votan por mí están votando por la creación de un sistema de transporte público".

Destacó además que no busca tener conflictos con nadie de este sector, pero que el control de las políticas es necesario y en este caso llega Bus Maracaibo, el cual arranca el 30 de enero, con 34 buses repotenciados que cubrirán las rutas Raúl Leoni, Ruta 6, Ruta 2 y Curva - San Martín.

También, fue cerrada la estación de servicio que estaba cerca de la intervención, pues para nadie era un secreto que se daba el "bachaquerismo de combustible", agregó la primera autoridad municipal, por lo que será utilizada como un espacio público para el disfrute de las familias maracaiberas del oeste de la ciudad.

Servicios públicos

En su programa, el Alcalde también informó que hay un equipo desplegado por los barrios y urbanismo cercanos a La Curva de Molina, quienes crean convenios con los habitantes para el cumplimiento del pago de los servicios públicos.

"Si las personas quieren mejores servicios públicos tienen que pagar el gas, la recolección de basura, el derecho a frente y, así, nosotros tenemos la posibilidad de ayudar en las mejoras de los mismos", enfatizó Casanova.

"Hay quienes quieren vivir como en otros países, pero no quieren pagar impuestos como se hace en otras ciudades. Hay personas que no quieren hacer ni un mínimo aporte para recoger la basura en su urbanización; entonces, ¿cómo vamos a recuperar la ciudad si la gente no asume su responsabilidad?, no somos magos ni hacemos magia, y la Venezuela petrolera quedó atrás", finalizó Casanova.