Comenzó el 2020 con intervención de La Curva de Molina

Por Luis Parra
Oficina de Comunicación e Información

 

Una transformación integral y total comenzó la alcaldía bolivariana de Maracaibo en La Curva de Molina, para devolverle al pueblo maracaibero este desordenado espacio situado al oeste de la ciudad, que durante años ha tenido como dueños comerciantes ilegales y formales, además de conductores del transporte público.

Se trata de la primera acción del 2020 emprendida personalmente por el  alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, este 1 de enero, acompañado del director General, Tony Boza; el director de Gestión Urbana, Daniel Boza; el director de Seguridad Ciudadana, César Garrido; el intendente de Tributos, Jean Carlos Martínez; y demás autoridades municipales y regionales.

Los trabajos de reordenamiento y recuperación se comenzaron a ejecutar  en conjunto con la Misión Venezuela Bella y el apoyo de la Gobernación del estado Zulia.

Ante la presencia de comerciantes y transeúntes del lugar, se iniciaron los trabajos de perforación de la calle para recuperar uno de los colectores de aguas servidas que tiene más de 6 años dañado.

El alcalde Casanova se reunió brevemente con los comerciantes del lugar, a quienes aseguró: "Yo soy de aquí, casi toda mi vida la viví en el oeste de Maracaibo, por eso nadie me va echar cuentos. La curva de Molina tiene años viviendo en el caos, vuelta un chiquero y nosotros con la experiencia, con la organización y recursos la vamos a transformar y a recomponer".

En esta intervención inicial se hará una recuperación de lo físico, como lo es el asfaltado de la vialidad, además de los semáforos y las caminerías; pero también habrá un reordenamiento de la economía informal que se apoderó de las calles y del espacio público.

La máxima autoridad del municipio adelantó que en un breve lapso de tiempo estarán haciendo entrega de las primeras unidades de transporte público Bus Maracaibo, pues la meta es poner este año más de 100 autobuses al servicio del pueblo maracaibero. 

Asimismo, dijo que la intervención de La Curva de Molina, busca reorganizar el lugar en un periodo aproximado de dos a tres meses, para que sea un espacio de articulación y encuentro de las familias maracaiberas.

 

Plan de seguridad

Casanova detalló que dentro de esta intervención está la ejecución de un plan de seguridad, en conjunto con los cuadrantes de paz del municipio y se recuperarán las plazas cercanas al lugar y el centro deportivo cultural Patria Joven.

Por años, La Curva de Molina se fue transformando en un lugar donde no se respetan los derechos ciudadanos de los usuarios ni el espacio público, con servicios deficientes y donde abunda el comercio ilícito, hasta el tráfico de personas, además de fauna silvestre y ventas de drogas, por lo que esta intervención era necesaria, pues este lugar es un punto donde convergen los habitantes de 7 parroquias.

También se desarrolla la actividad comercial más importante del oeste y es estratégico para la interconexión de los centros poblados del municipio, por eso es necesario su recuperación y transformación integral, finalizó Casanova.