Hospital de Niños, el nuevo rostro de la salud pública

“Nos hemos propuesto tener el mejor sistema de salud de toda Venezuela, acá en Maracaibo, y la punta de lanza de ese trabajo es el Hospital de Niños de Veritas”, así lo afirmó el alcalde bolivariano, Willy Casanova, tras culminar la fase I y II de rehabilitación de este centro de salud, que hoy cuenta con la más moderna Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) de la región zuliana.

 

Todo el que camine por este hospital, ubicado en la parroquia Bolívar, podrá notar el cambio: 13 cubículos de la UCIP, dotados con equipos médicos de última generación asignados por el gobierno nacional. Recuperación de áreas como la emergencia, zona de consultas, observación, sala de shock, cuartos de descanso del personal y la sala de espera.

En el espacio de hospitalización se entregaron 22 camas nuevas. También se logró el reacondicionamiento del sistema de oxígeno, la reactivación de un sistema de climatización de 50 toneladas y reparación del sistema de gases medicinales.

¡Cumplimos!

Alba Canquis, directora general de Infraestructura de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, detalló: “Teníamos muchas solicitudes de niños o bebés que ameritaban la UCIP, por eso decidimos iniciar el proyecto del Hospital de Niños. ¡Cumplimos! porque ideamos, diseñamos y habilitamos la UCIP más innovadora de la región. Tiene la particularidad de estar segmentada en cubículos, donde las mamás cuentan con un espacio y un sofá cómodo para el proceso de lactancia de los infantes. Eso no se ve comúnmente”.

“Además de trabajar en la parte interna del edificio y la fachada principal, también se le colocó la señalización, se reasfaltó todo el estacionamiento y se efectuó la demarcación. Actualmente estamos recuperando las plazas aledañas al hospital, instalando luminarias, para lograr también la protección y seguridad en la zona”, dijo Canquis.

A nivel arquitectónico se intervino un edifico patrimonio, bastante antiguo y representativo para nuestra ciudad. “Desde hace 70 años funciona como hospital. Nosotros quisimos devolverle los colores originales de ese edificio, el beige y el blanco”, agregó.

De igual forma, la vocera de infraestructura apuntó que los arquitectos plantearon para la fachada externa hacer unos murales alusivos a los niños, para que ellos entraran y perdieran el miedo. “Buscamos involucrar el ambiente infantil en cada uno de los espacios para brindarle a los pequeños comodidad y armonía”.

“La labor que se está haciendo a todo el sistema de salud, por parte de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, será referencia para el país. Es nuestra meta y nuestro norte. Nuestro sistema de salud será un ícono. La primera muestra de ello es el Hospital de Niños de Veritas, por el buen funcionamiento y por la calidad humana, de todo el equipo médico que asiste al hospital. Allí vamos a seguir teniendo grandes resultados, resultados muy positivos”, precisó la arquitecta.

La voz del personal médico

“Este proyecto se ha realizado para dar a los niños maracaiberos lo que se merecen: un espacio digno para su atención médica y un lugar totalmente ambientado para jugar y sentir comodidad. Esto es fundamental en el proceso de recuperación en todos los pacientes”, acotó Neyla Soto, directora del hospital.

La galena contó que la emergencia, la sala de observación y la sala de espera son altamente concurridas tras el proceso de rehabilitación. “El personal médico y la población sienten que se otorgó un espacio apto, limpio, agradable, donde además de ofrecer un servicio gratuito, se recibe a los pacientes sin ningún tipo de discriminación”.

“Todo el personal que labora en la institución se siente agradecido. Primera vez que sentimos que a un Alcalde le duele este lugar; vino personalmente y tomó medidas para esta transformación necesaria. Somos la muestra de lo posible. Cada uno de nosotros está dando lo mejor”, resaltó.

La enfermera, Maired Chirinos, mientras desempeñaba sus funciones, manifestó: “Me siento contenta con el nuevo mobiliario. Con este ambiente, ¿cómo no me voy a alegrar? Sáquenme fotos; que se vea el cambio, que se vea lo bueno”.

“Somos un equipo y como tal hemos trabajado y avanzado. Quiero que Maracaibo sepa que en este hospital hay talento humano y un equipo altamente sensibilizado”, resumió Soto.

“En este centro de salud todo cambió”, asentó la directora, mientras los trabajadores manifestaron que la dotación de uniformes es otro progreso significativo para mantener la imagen corporativa y para garantizar la calidad de los servidores públicos.

¡Aumentan las capacidades!

“Desde el punto de vista médico, el Hospital de Niños ha elevado su capacidad resolutiva de casos: cuenta con una UCIP, que te brinda como médico un respaldo amplio, ante cualquier complicación que pudiese ocurrir en el paciente, sin tener que trasladarlo”, agregó Soto.

La pediatra explicó que el centro de salud ya cuenta con 32 cupos de hospitalización, cifra que genera un impacto favorable en todo el estado. Añadió que a partir de la adecuación y remodelación de las áreas, se atiende a mayor cantidad de pacientes, incluso se cubren solicitudes de otras instituciones que requieren apoyo. “Tenemos un personal altamente calificado y ahora tenemos espacios totalmente acondicionados. Esta es una buena noticia para Maracaibo y el Zulia”.

 

Lo que dice el paciente

Laura Flor Morán, quien tiene a su hijo Esteban en la UCIP, declaró: “Soy oriunda de la Villa del Rosario, antes de llegar aquí recorrimos varios hospitales porque no todos cuentan con UCIP. Le pedí a Dios y llegué aquí, al Hospital de Niños, donde recibieron a mi hijo y le han brindado una excelente atención”.

“He tratado con varios médicos de guardia, son buenos profesionales, con gran calidad humana. En estos momentos tan difíciles, me han asignado todos los insumos; todo lo coloca la institución. De verdad no tengo quejas y pido a Dios que esto siga así y siempre mejor, para quienes lo necesiten”, concluyó mientras contaba que el pequeño Estaban ya mostraba pronta recuperación y recibiría el alta médica.

Los proyectos

El alcalde Willy Casanova anunció que este hospital, ejemplo para la región, continuará con grandes mejoras: se estableció el compromiso de continuar trabajando en el área de quirófanos. “Sumado a esto, El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef va a efectuar una inversión en la planta baja del hospital para crear más capacidades en el área de hospitalización y la Alcaldía seguirá invirtiendo para reactivar los tres quirófanos de manera progresiva”, indicó.

Por su parte, Soto señaló que la Unicef también financiará la creación de una sala educativa, llamada “Espacio amigable”, donde se incorporará un grupo de docentes para lograr la inclusión de los pacientes en el sistema educativo, aun cuando un niño no esté escolarizado por alguna razón de salud.

De igual forma, detalló que otro proyecto es la creación de un SAIM (Servicio de Atención Integral a la Mujer), con el propósito de atender tanto a los infantes como a sus progenitoras de manera integral y oportuna.

El Hospital de Niños es el nuevo rostro de la salud pública en la ciudad, ciertamente queda mucho por hacer pero como lo indicó la doctora Soto: “El compromiso cada día es mayor. Todos debemos cuidar y amar este espacio”.  

Por Yuri Alarcón
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo