01 de marzo 2020 - Nace Ernesto Cardenal

Silencio en Solentiname. El sacerdote jesuita nicaragüense, nacido en Granada, Nicaragua, en 1925, estudió filosofía y letras en la Universidad Autónoma de México y el posgrado lo hizo en el Columbia Univesity de Nueva York. A partir de 1949 comienza a publicar los poemas por los que será conocido y reconocido para la posteridad, en los que le da voz viva a materiales histórico-sociales. La patria de Sandino, su gente, su cultura, su tierra y su clima, están en el centro de su vida. En 1957 opta por la vía religiosa e ingresa a un monasterio. Sus Epigramas y Salmos serán leídos por toda la juventud latinoamericana. En 1965 se ordena sacerdote y en un archipiélago en el gran lago de Nicaragua funda la comunidad Nuestra Señora de Solentiname, lugar de encuentro de artistas, revolucionarios y comunidades. Su lucha contra el dictador Somoza surca los avatares de su vida política. Con la revolución sandinista fue Ministro de Cultura y recibió un regaño público del papa Juan Pablo II en 1983 por su opción política por los pobres y le impide el ejercicio del sacerdocio. En 2019 el papa Francisco le levanta la prohibición y vuelve al oficio que le permitió profesar amor a Dios, a la humanidad y al cosmos. ¿Qué habrá después de la vida? Le preguntaron en su última entrevista: "naturalmente queda la muerte, que es otra vida. Una vida mejor". A 95 años de una vida plena y trascendente, no ha dejado de existir, porque como escribió en Canto Cósmico:

"Has existido siempre
y existirás siempre
(no sólo en éste,
en todos los universos).

Pero es cierto,
una sola vez viviste,
pensaste,
amaste.

Y ahora estás muerto."