15 de marzo de 2014 - El Joropo venezolano es declarado Patrimonio Cultural de la Nación

El joropo es un canto y baile nacional que condensa una historia musical árabe, africana e hispana. Se dice que su herencia más cercana viene del fandango, «antiguo baile español acompañado con canto, guitarra, castañuelas y hasta de platillos y violín, a tres tiempos y con movimiento vivo y apasionado»1. El pueblo lo ha expandido por todo el país convirtiéndolo en una tradición que hoy caracteriza nuestra identidad, ahí radica la riqueza de sus versiones. Existen varios tipos de joropo: el llanero, el oriental y el central.

El joropo en Venezuela es también sinónimo de fiesta popular, de jolgorio y algarabía, se baila en cualquier época del año, los pasos de la danza cambian según la geografía donde se representa, es común en todos el zapateo y de ahí se suman las variantes. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en la categoría Bien de Interés Cultural en el año 2014.

Los típicos instrumentos utilizados del joropo son el cuatro, el arpa y las maracas. En su diversidad se conoce que el llanero, a veces, sustituye el arpa de cuerdas de nylon por la bandola llanera; el oriental suma la guitarra, el bandolín y en ocasiones el acordeón; el central utiliza arpa de cuerdas de metal, prescinde del cuatro y suma la voz, o buche. Además de estos tres tipos se conoce un joropo occidental propio de Lara, Zulia, Falcón y el norte de Portuguesa, del cual el musicólogo y promotor cultural, Rafael Salazar, explica que se diferencia radicalmente de los otros joropos, porque "en él no se usa arpa, sino instrumentos de cuerda derivados del laúd: el cuatro, el cuatro y medio, el cinco (que también lo llaman seis), el octavo y la tambora golpera, y a veces un pandero, que es como la pandereta española pero sin los metales. Básicamente es un valseado y se baila como un vals. Es idéntico este golpe larense -que también abarca Yaracuy- a los ‘Sones Jarochos’ del sur de México».

Si quieres profundizar sobre las raíces de este baile tradicional venezolano te recomendamos: Los Orígenes del Joropo, relatados por el investigador Rafael Salazar: Desde Bagdad, África y España hasta Venezuela. En emisora oficial AlbaCiudad.

Y si, además de leer la historia del joropo quieres escucharla, te dejamos esta interpretación que hace el músico Gustavo Colina de la pieza «Del flamenco al joropo» del maestro Tomás Montilla, ambos cuatristas venezolanos que enaltecen nuestra cultura e identidad.

1Diccionario de la Real Academia Española.