10 de diciembre de 1830 - Última Proclama del Libertador Simón Bolívar

Visitas: 50

El 10 de diciembre de 1830, el Libertador Simón Bolívar dicta su última proclama. Expulsado de Venezuela, se encuentra en la hacienda de San Pedro Alejandrino, propiedad del español Joaquín de Mier Benítez. Ese día, diagnosticado por su médico Alejandro Próspero Reverend, tiene la certeza de que no podrá salir con vida de su laberinto. Redacta su testamento, se despoja de lo poco que le queda tras una devastadora vida entregada a la causa de la libertad. Proyecta escribirle a Justo Briceño para que se reconcilie con Rafael Urdaneta y salvar a Colombia, y apuesta desconsolado, con su postrer aliento, a que su muerte haga cesar los partidos y se consolide la unión.