16 de junio de 1822 - Simón Bolívar conoce en Quito, Ecuador, a Manuelita Sáenz

Visitas: 370

Los héroes de Pichincha entran a Quito el 16 de junio de 1822. Son recibidos por el júbilo del pueblo y una lluvia de flores. Entre las mujeres presentes hay una que, el 23 de enero, había recibido de manos de José de San Martín la orden de El Sol del Perú por su entrega a la causa patriota. Sucre le ha hablado largamente a la joven heroína de Bolívar, de su arrojo y valentía. Todos quieren conocerlo. La caravana entró cerca de las 8:30 de la mañana por la calle principal. Desde un balcón la joven Manuela arroja una corona de rosas, que cae con fuerza en el pecho del Libertador quien sonríe elevando la mirada, y la saluda. Más tarde, en la fiesta y el baile, sus ojos volverán a encontrarse, "Mi estimada señora, ¡Si es usted la bella dama que ha incendiado mi corazón al tocar mi pecho con su corona! Si todos mis soldados tuvieran esa puntería, yo habría ganado todas las batallas”. La pasión los abrazará hasta el último día de sus vidas.