En defensa de la mujer y sus derechos

Visitas: 18460

Las mujeres tienen un espacio donde denunciarElla decidió hablar y dijo “basta”. Se descubrió poderosa y decidió que su mundo ahora será sin violencia. Esta mujer se atrevió a denunciar el maltrato y preservó su vida e integridad. La historia es la de tantas valientes y aguerridas mujeres que hoy son capaces de reconocer y defender sus derechos y desafiar el anacrónico sistema patriarcal que las mantenía sometidas.

Para acompañar este empoderamiento femenino, las maracaiberas cuentan con iniciativas que forman parte de los esfuerzos de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo por disminuir los índices de violencia contra la mujer en el territorio, como la apertura de la sede municipal de la Defensoría de la Mujer y la pronta activación de la línea gratuita 0800-violeta00 para la atención de las víctimas.

El 2021 trajo estos avances que constituyen una clara señal del impulso dado a la prevención de la violencia intrafamiliar y/o de género en la ciudad, resultado de las políticas feministas desarrolladas a través del Instituto Municipal de la Mujer e Igualdad de Género (Immig).

El alcalde Willy Casanova, en su lucha por la reivindicación de los derechos de las maracaiberas, también creó la Oficina de Derechos Humanos de la Mujer, proyecto que se asentará este año.


La sede municipal

La Defensoría hace valer los derechosLa Defensoría Municipal de la Mujer forma parte de los cuatro proyectos principales del Código Violeta, programa bandera del Immig. Los otros son la red de articulación de los órganos y entes responsables, el sistema de formación y el Observatorio de la Mujer.

Se trata de un proyecto en pleno fortalecimiento. Su sede municipal fue inaugurada el 29 de enero de este año en el corazón de la parroquia Raúl Leoni, en la avenida av. 67 con calle 76 del sector Francisco de Miranda, en La Limpia. Allí se ofrece atención jurídica permanente y se atienden los casos de las 18 parroquias de Maracaibo, a través del enlace con las defensoras comunales parroquiales.

“No se vive, ni se disfruta plenamente la vida, en un ambiente de violencia o maltrato”, expresó el alcalde Willy Casanova durante su discurso en la apertura del centro.

“Este no es un espacio de víctimas, sino de sobrevivientes decididas a ser libres, felices y plenas”, dijo por su parte la directora de Desarrollo Social, Selene Estrach, sobre este espacio que se establece para hacer cumplir la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Consultas médicas y psicológicas ofrece la Defensoría“En la Defensoría Municipal de la Mujer no solo se orienta a las maracaiberas, en cuanto a la denuncia de cualquier tipo de violencia que padezcan, sino que se les da acompañamiento forense, psicológico, judicial, y en el proceso que se lleva con la Fiscalía, hasta que la víctima alcance la justicia en su caso”, explicó la presidenta del Immig, Yusvelys Gómez.

Agregó que la sede ofrece consultas médicas familiares y psicológicas, y se procura atención a la mujer embarazada y niños hasta 2 años con el programa Mamá y Bebé Sano.

La trabajadora social destacó que en la Defensoría Municipal de la Mujer se desarrolla el proyecto Observatorio de la Mujer, a través del cual se impulsan mecanismos para obtener estadísticas propias.

En el programa Observatorio de la Mujer se investigaEn este sentido, “se está desarrollando una investigación con las beneficiarias de los Centros de Atención Integral de la Mujer Embarazada y el Lactante (Caimel) Rotaria y Plaza de Todos para conocer su percepción de la violencia de género, y para saber sobre su salud sexual y reproductiva”. Ya han sido encuestadas 140 mujeres, de una muestra de 700.

Destacó que, luego de la activación de la Defensoría, se trabaja en el establecimiento de las defensorías parroquiales, que a su vez se articulen con los cuerpos policiales, intendencias y el Poder Popular, a fin de procurar en toda la ciudad la protección de la mujer que ha sido maltratada.

La maracaibera Ana Karina Vargas resaltó la creación de la defensoría en la ciudad: “Acercar a las comunidades las instancias de atención inmediata, en caso de ser víctima de violencia de género, es un gran paso para ofrecer protección a las mujeres que se enfrentan a esta situación tan delicada”.

 

Llamá y denunciá 

Desde agosto de 2017 hasta diciembre de 2020, el Ministerio Público registró 610 femicidios en el país; mientras que enero y febrero de 2021 se reportaron 51 casos, informó el presidente de la Comisión de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional (AN), Pedro Infante. “Hace cinco años se registraba un femicidio cada 72 horas, y ahora ocurre uno cada 34 horas”, alertó.

Durante la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que exista un repunte de casos en todos los países, siendo la violencia de pareja la forma más común.

Las cifras no pueden seguir aumentando. Hay que decir ¡basta! Las maracaiberas que experimentan violencia intrafamiliar o de género cuentan con un canal de comunicación permanente para la atención de sus casos.

Actualmente, están disponibles los números de teléfono 0424-6860770, línea directa con el Immig; además del 0424-6038041 y 0424-6042947, del Puesto de Comando del Órgano de Dirección y Defensa Integral (ODDI), para la recepción de denuncias relacionadas con violencia física y psicológica, hostigamiento y acoso.

También, a través del programa Código Violeta se activará la línea 0800-VIOLETA-00 (0800-8465382-00), para fortalecer la ayuda psicológica, judicial y de salud las 24 horas del día.

Se puede denunciar en forma presencial o vía telefónicaLa presidenta del Immig señaló que la mayoría de las denuncias se realizan vía telefónica, sin embargo, “en marzo aumentaron los reportes presenciales, porque ya las mujeres reconocen que hay un espacio en la ciudad donde pueden ser atendidas”.

Por otro lado, la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo pone a disposición las cuentas en Instagram @mujermaracaibera y @codigovioletamcbo para brindar información a las mujeres y atender sus inquietudes.

La maracaibera Mariam Sierralta subrayó la urgencia de una línea telefónica gratuita. “¿Qué pasa dónde la pobreza es extrema o no se cuenta con teléfono o no hay señal? Es ahí donde hay más casos de violencia intrafamiliar”. Por ello, recomendó la realización de jornadas comunitarias en las que se oriente a las mujeres, se les invite a hacer sus denuncias, y así puedan recibir atención directa.

“Es importante darle mayor difusión a esos canales de comunicación, incluso en el sistema educativo”, dijo por su parte Aracelys Perdomo, habitante de la parroquia Caracciolo Parra Pérez.

Yamileth Cortez, una de las defensoras parroquiales del Immig, invitó a las ciudadanas a perder el miedo y a llamar a las líneas dispuestas por la Alcaldía para denunciar a sus agresores. “Cualquier familiar, amigo, vecino o la misma mujer víctima que esté en peligro o que tenga una emergencia puede llamar”, señaló la abogada.

La representante legal, que atiende 11 casos asignados a través del Código Violeta, recalcó la importancia de mantener la constancia en los procedimientos para poner fin a la situación de maltrato.

Ana Teresa Silvera también es defensora comunal, asesora y da apoyo a las mujeres que lo requieren. “Las oriento sobre los beneficios de la Defensoría y sobre la ruta a seguir con los órganos competentes”.


Cooperación

“Hemos creado una vinculación inmediata con la Policía Municipal de Maracaibo que, en tiempo real, al recibir una denuncia la pasa a nuestra red de defensoras; esto como parte de nuevos canales de atención”, informó la Presidenta del Immig.

Esta relación de cooperación es resultado de las mesas de trabajo permanente con los cuerpos policiales de las instancias municipal, regional y nacional; con la Guardia Nacional, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); la medicatura forense, las fiscalías especiales para la mujer, los tribunales, y todos los institutos municipales con competencia en la atención a la mujer.

El objetivo es coordinar y crear protocolos comunes de recepción de denuncias y atención a las víctimas. Señaló Yuvelys Gómez que esta red de articulación está en plena construcción y que su meta central es garantizar el acceso a la justicia, la celeridad procesal y la protección a la víctima.

 

Actores sensibilizados

Los funcionarios públicos involucrados en el proceso de atención a la mujer violentada, junto con las promotoras comunales, y los ejecutores de las políticas de defensa y protección, participan en acciones de formación que buscan promover la sensibilización hacia la defensa de las mujeres en la sociedad.

Iselmar Fernández, responsable de la Unión Nacional de Mujeres (UnaMujer) en la parroquia Cristo de Aranza, forma parte de uno de los programas. “Tenemos un contenido bastante amplio que comienza con la identificación del delito, porque muchas mujeres no saben que están siendo maltratadas; luego se plantea cómo llevar la denuncia y cuáles son los órganos receptores. También abordamos el maltrato a las jóvenes; del noviazgo”, explicó la abogada.

Estas acciones promueven no solo la protección, sino el acompañamiento de las mujeres en su formación integral, emocional, intelectual y socio-productiva.


Baile y cocina

Las mujeres se van empoderandoEl Instituto Municipal de la Mujer e Igualdad de Género brinda atención integral a través de ayudas técnicas, servicios médicos y jornadas sociales; además de brindarle a la maracaibera formación y gestión para su independencia económica, con cursos de panadería, repostería, peluquería y costura.

En alianza con el Instituto Municipal de Capacitación y Educación Ciudadana (Imcec), desde la Defensoría municipal se imparten estos talleres de lunes a viernes, de 2 a 6 de la tarde.

En la sede se coordinan también actividades físicas y recreativas como bailoterapia, kick boxing y próximamente ejercicios de feng shui.

“Esto es bueno para la salud y para compartir. Nos sentimos más jóvenes, llenas de vida”, dijo Sheima Suárez. Al culminar su sesión de baile, envió un mensaje a las mujeres: “Tenemos que respetarnos y hacernos respetar, nadie tiene derecho a tocarnos, ni con el pétalo de una rosa”.

Su entrenadora, Betty Sandoval, invitó a las ciudadanas a sumarse a estas iniciativas los días lunes, miércoles y viernes, de 4 a 5 pm, atendiendo las medidas de bioseguridad. “A veces nos deprimimos por la cuarentena o por alguna situación en el hogar. Con estas sesiones, las mujeres se distraen, se ríen, dejan a un lado sus problemas”.

“Esto es un espacio libre, aquí incluso pueden traer a sus niños”, sostuvo.

A la Defensoría las madres pueden asistir con sus hijos

¿Qué le dirías a la mujer que sufre violencia intrafamiliar o de género? Mujeres de Maracaibo respondieron: “Que no se sienta sola, que acuda a denunciar antes de que empeore la cosa”, “que a pesar del miedo que pueda sentir, no es normal ni sano el maltrato físico”, “que es necesario buscar ayuda legal, social y económica”, “que aunque la costumbre es quedarse callada, porque nuestra cultura es machista, que denuncie y deje a ese hombre”.

Por la Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: