Bolívar está en el oeste

Visitas: 18206

En el oeste “todo llega y todo pasa por la Curva de Molina”, grafica el alcalde bolivariano de Maracaibo, Willy Casanova, a propósito de la transformación que la municipalidad ejecuta en este concurrido punto cardinal, de la capital maracaibera, que desde este diciembre tendrá su plaza Bolívar. “La de Maracaibo”, puntualiza la primera autoridad municipal, pues la histórica “asentada en el casco central (parroquia Bolívar), corresponde al estado Zulia”.


Buen ambiente para la convivencia habrá en la nueva plaza Bolívar. Diseño CPU

“Como ciudad nos hace falta una plaza Bolívar la cual estará en el espacio recuperado de la Curva de Molina, como un símbolo de que la ciudad continúa en esa zona, que es un núcleo principal o epicentro de la vida urbana de Maracaibo”, sostiene el Alcalde, quien con orgullo cuenta que se crió en el oeste, y por eso conoce de primera mano las dinámicas que allí se mueven.

En su prospectiva de la ciudad, Casanova visiona “a la Curva como la puerta de entrada a todo lo que se está haciendo, y se va a ejecutar, para la transformación del oeste de Maracaibo”. Eso implica que no sólo sea un gran núcleo de confluencia –que ya lo es, pues opera como punto de conexión para siete parroquias de la ciudad, pero, hasta ahora, caotizado– sino además de permanencia, con observación de normas de convivencia, de comportamiento cívico, que propicie el crecimiento del tejido ciudadano. Esta zona “estaba en estado de desorden y afectada por la ausencia y flaqueza de autoridad pública”, dice.

“Hoy mi alegría y mi satisfacción como Alcalde es iniciar una obra que quedará, sin duda, para la historia de Maracaibo: construir la plaza Bolívar del oeste de Maracaibo”.


Diseño CPU

Maracaibo hasta Galerías

“El oeste fue parte de un crecimiento espontáneo que tuvo la ciudad, porque en otros tiempos esto eran tierras (baldías), y la necesidad de crecimiento de la ciudad se fue direccionando más hacia las periferias, que actualmente es lo que conocemos como el oeste de la ciudad; hoy totalmente habitado, con una gran población, más de un millón de habitantes, y nos comunica con otros municipios. La Curva de Molina es el segundo centro comercial de la ciudad, de allí viene también la motivación de la intervención y poner ordenamiento a todo lo que involucra el plan Curva 2020. Para dar un broche de mayor envergadura y carácter, el Alcalde tomó la decisión de hacer una plaza Bolívar en ese punto”, resalta la directora general de Infraestructura, Alba Canquis.


Alba Canquis, directora general de Infraestructura

 

Es una mirada diferente de la municipalidad, pues en las anteriores gestiones locales la ciudad prácticamente culminaba en el centro comercial Galerías.

Exactamente. De hecho, en muchos sitios, en muchas asambleas, recorridos que hemos hecho en el oeste de la ciudad, con la intervención de la rehabilitación de los Barrio Adentro 1, los mismos habitantes indican que nunca habían tenido la visita de un Alcalde. Son sectores del oeste, que en su mayoría nunca los visitó un Alcalde. Eso dice mucho del porqué estaba tan desasistido; nunca el oeste estuvo involucrado en los proyectos municipales. Mientras que el alcalde Casanova en su gestión ha hecho un gran énfasis y direccionalidad del desarrollo del proyecto para el oeste, la Curva de Molina. El oeste no contaba con una plaza como la que nosotros estamos construyendo en la Curva, la cual ha sobrepasado nuestras expectativas porque a pesar que se ve un espacio amplio, quedó pequeña para la cantidad de personas que convergen en esa plaza. Por eso la plaza Bolívar va a complementar lo que está ocurriendo en la plaza Curva de Molina, va a ayudar al esparcimiento de este sector, de esta zona.


La recreación tiene espacio en esta nueva plaza Bolívar. Diseño: CPU

La nueva plaza

La intervención del espacio, donde estará ubicada la plaza Bolívar, se hace en una zona amplia de 1.800 metros cuadrados, que incluye otros espacios recreativos que se van a vincular a esta estructura; contará con 800 metros cuadrados cubiertos en granito, otras áreas en concreto estampado (diseños, colores y texturas) y más de 500 metros cuadrados en áreas verdes –entre arbustos y árboles ya adultos–, detalla la arquitecta Canquis.

La estatua de Bolívar va a medir 1,80 de alto, y el pedestal, en mármol, 2 metros. El diseño de la obra arquitectónica de la plaza corresponde al equipo del arquitecto Pedro Monsalve, del CPU (Centro de Procesamiento Urbano), ente que desarrolla de manera conjunta la obra con la Dirección de Infraestructura. La plaza estará ubicada frente a la intersección de la Limpia y La Curva, en sentido centro a oeste. Al fondo de la plaza Bolívar se encuentra el Núcleo de Desarrollo Social del Oeste, obra que culminará en 2021 y albergará programas y actividades de apoyo a la colectividad, entre ellos un comedor para los niños de los comerciantes asentados en la Curva de Molina y sus mercados.


Esta imagen de Bolívar, del Juramento en el Monte Sacro, será modelada en la estatua de la plaza Bolívar

Bolívar vendrá a poner orden 

Un Simón Bolívar de pie y vestido de civil será la imagen que el escultor, retratista y pintor zuliano Marlon Herrera Portillo está modelando para la nueva plaza, que honrará desde este 17 de diciembre al Libertador de cinco naciones. La solicitud de esta obra escultórica se corresponde con la imagen de civilidad que se quiere erigir, en este dinámico punto cardinal de la capital zuliana. Inspira este monumento al Padre de la Patria, el Juramento en el Monte Sacro (15/08/1805), acto en el cual Bolívar promete luchar sin tregua, hasta liberar a Venezuela y al continente latinoamericano del dominio español. Esta acción fue uno de sus primeros pasos para llegar a ser el Libertador de América.


Marlon Herrera Portillo, escultor del Bolívar en la Curva

Este artista maracaibero ha plasmado, con anterioridad –en escultura y retratos– a Simón Bolívar, así como a otros próceres como José Félix Ribas, Antonio José de Sucre, y también personajes del siglo XX, como Salvador Allende, ubicado en Caracas, en la avenida Libertador; el mártir salvadoreño monseñor Arnulfo Romero, ahora elevado –por el papa Francisco– a la dignidad de consagrado a Dios con el título de San Romero de América, localizado en la avenida Bolívar, Caracas; y el padre cantor Alí Primera, frente a la Secretaría de Cultura.

“Una obra de arte siempre va aportar a la ciudad, a las personas que habitan en ella, a la juventud, por eso me parece importante que hayan obras de arte… pues es un mensaje a las personas y algunos lo captarán más, otros lo captarán menos”, reflexiona Herrera Portillo.


Esculturas de Marlon Herrera Portillo se exhiben en diferentes estados del país

¿Y en este caso cuál es el mensaje que cree usted que Bolívar puede enviar, a través de su obra, al ser colocado en un punto tan estratégico de la ciudad?

Yo creo que cuando se coloca una obra de arte, en un punto estratégico en donde reinaba el caos, como es este caso, la señal es orden; colocar un elemento de arte en un punto es un mensaje que te lleva a pensar en el orden o te lleva a sentir que hay orden. Hay presencia de autoridad que genera orden.


El Núcleo de Desarrollo Social del Oeste entrará en funcionamiento en 2021. Fotografía: CPU

Por Lisbeth Rosillón
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: