Un nuevo ciclo rueda en el bulevar 5 de Julio

Visitas: 222

La posibilidad de ver convertida la avenida 5 de Julio de Maracaibo en un verdadero bulevar, en un espacio que ofrezca, en medio de la urbe, una pausa a la ciudadanía para caminar, trotar, correr, patinar; para la práctica del ciclismo y la sana recreación, la cultura y el arte, comienza a acercarse con el decreto 0120-2020, firmado por el alcalde Willy Casanova el 7 de octubre, que le da a esta importante vía la condición legal como espacio de recreación y esparcimiento.

Este es un paso significativo, acorde con la ordenanza de convivencia ciudadana, que busca recomponer la vida colectiva y generar un ambiente armónico, respetuoso, de corresponsabilidad, cívico, a partir de oír y tomar en cuenta las consideraciones de los sectores sociales que cohabitan en la ciudad.

Fotografía: Vicente Alvarado

Lo que dice el decreto

La importancia del decreto está en su capacidad de dar seguridad a la ciudadanía, así como de regular y estimular una acción que ya, de hecho, venía ejerciendo la gente. “Durante los días de pandemia se dio una situación espontánea, natural, de parte de una buena porción de nuestra población, que hace vida en los alrededores del bulevar 5 de Julio, de tomarlo cívicamente para el esparcimiento, el disfrute, la recreación, el ejercicio de caminadores, ciclistas y patineteros, así que la Alcaldía toma la decisión de regular todo el proceso de funcionamiento de ese espacio para cuidar la vida de todos y de todas”, dijo el alcalde Casanova. Añadió que permanecerán cerradas “23 de las 28 intersecciones que tiene el bulevar 5 de Julio”; habrán “conos y barreras móviles así como acompañamiento policial, fundamentalmente en las intersecciones que van a permanecer abiertas para atravesar de norte a sur y de sur a norte”. Estas cinco intersecciones con paso regulado son las avenidas 3F, 4, 15, 72 y la Baralt.

Seis artículos constituyen el decreto 0120-2020, de los cuales cinco dejan sentadas las regulaciones que conlleva el uso, de lunes a sábado, del bulevar para la actividad recreativa y deportiva, en el horario que va desde las 5 de la tarde hasta las 7.30 de la noche. En estos se ordena el cierre de la avenida, en el lapso señalado, así como el cierre de las 28 intersecciones aledañas del tramo que va desde la avenida El Milagro hasta Indio Mara; igualmente, se exhorta a los bomberos, a la policía municipal, a los servicios municipales de salud y protección civil y al Instituto Municipal del Deporte y la Recreación (Imdeprec) a velar por el pleno ejercicio y la seguridad de las personas, que acuden a la 5 de Julio de Maracaibo, para su recreación y esparcimiento.

El decreto exhorta a que sean acatadas las medidas de bioseguridad decretadas para la prevención de la COVID-19 y, en el caso de los conductores de bicicletas, patines y patinetas, hacer uso de sus cascos y rodilleras por su seguridad personal y para minimizar accidentes. Por último, se prohíbe la circulación de automotores por la avenida 5 de Julio y sus intersecciones durante el bloque horario previsto.

Fotografía: Vicente Alvarado

Cómo andar por 5 de Julio 

También rige un conjunto de normasestablecidas por Imdeprec, instituto responsable del diseño y seguimiento de esta normativa, con el propósito de reglamentar el buen uso de la 5 de Julio, para apoyar estas actividades emergentes, así como para promover eventos artísticos, culturales, artesanales y expositivos que sumen en la construcción de una sana convivencia en la ciudad y en la sustentabilidad de este nuevo espacio alternativo.

Entre estas normas se estipula que el carril derecho es de uso de peatones, corredores y patinadores, y el carril izquierdo para ciclistas; que los usuarios han de circular en el mismo sentido del flujo vehicular, cuya velocidad máxima es de 25 km/h; que se debe bajar la velocidad al acercarse a un paso peatonal; que la ciclovía es de uso exclusivo de los peatones, corredores y vehículos considerados como “ciclos”: bicicletas, patines, patinetas y monopatín; que se deben respetar las intersecciones y las líneas de detención.

También que se debe adelantar por la izquierda y circular en el sentido que indica la ciclovía; que el ciclista debe indicar, con su brazo extendido horizontalmente, la dirección en la que virará; que no se debe conducir bajo la influencia del alcohol u otros estimulantes; que no debe entorpecerse el paso de los peatones; que no deben hacer piruetas o zigzagueos; que se debe evitar el uso del teléfono móvil y audífonos, pues distraen y disminuyen la atención ante el tránsito de los otros usuarios de la ciclovía y que, tanto ciclos como conductores, deben tener incorporados todos los elementos de seguridad que indica la ley: casco, rodilleras, prendas o elementos reflectivos o incandescentes, frenos en buen estado, luces delanteras y traseras, bocina y respetar la distancia de al menos 1,5 metros entre ciclos y peatones.

“Es realmente algo que debemos celebrar, que la autoridad venga a normar el espacio, a darle toda la legalidad posible y que, además, esperamos con muchas ansias que todo el comercio que está vinculado a ese espacio también se pueda sumar y se le dé una sostenibilidad. Se pierden de vista las posibilidades que existen a partir de esto que se está logrando”, dice Ángel López, ciclista y director de la organización Ciclovías Maracaibo.

Fotografía: Ángel Marín

La normativa y el decreto serán sólo signos en el papel si la ciudadanía no las acciona, si no se asumen como instrumentos de construcción ciudadana. “El mismo hecho de hacer uso del espacio nos tiene que llevar a la reflexión de que estamos en un ámbito compartido y que debemos ser ciudadanos. Eso nos obliga a respetar al otro principalmente, debe ser de manera muy pedagógica la manera en cómo se le explique (la normativa) a las personas, que no sea algo de imposición, que sea más bien para que la persona se sume al respeto por el otro”, comenta López.

Fotografía: Ángel Marín

Guardianes de la ciclovía

Para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de la ciclovía, el Alcalde anunció la creación de los guardianes de la ciclovía. “Esta es una organización de voluntarios que, a través del Imdeprec, vamos a constituir para darle permanencia en el tiempo a esta idea (la ciclovía recreacional) que de manera espontánea la ciudadanía aplicó y desarrolló en el bulevar 5 de Julio”, refirió Casanova.

Este es un voluntariado que, junto a los cuerpos policiales, concientizará sobre el respeto de las normas y regulaciones y será, como su nombre lo indica, una estructura guardiana del cumplimiento de éstas.

Fotografía: Ángel Marín

El profesor Olegario Pacheco, director técnico de la Federación de Ciclismo, quien será uno de los formadores de estos guardianes, augura desde ya pleno éxito de esta idea. “Di un par de vueltas a la ciclovía y la pasé chévere, mucha participación de todas las edades, bastante gente tanto caminando como en bicicleta. Hay que hacer unos correctivos mínimos dirigidos hacia nuestra ciudadanía, que sería el deber ser del transitar, o sea, que si en el canal, como corresponde es bajando, todos vamos bajando; si es subiendo, todos vamos subiendo, y utilizar para las caminatas y trotes el canal lento, y con los ciclos el canal rápido, para así evitar accidentes y conservar el disfrute que genera esta actividad, que en estos tiempos de pandemia significa para muchos distraerse, botar el estrés y las preocupaciones que se acumulan en el confinamiento”.

Así, un nuevo ciclo corre por el bulevar 5 de Julio. En palabras del Alcalde de Maracaibo, se está buscando que efectivamente sea un espacio para drenar, “para dejar las malas energías, pero además que sea un espacio para la recreación, el disfrute y la sana convivencia”.


Por Venus Azuaje
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

 

Compartir: