Mejorará el suministro de agua en el noreste

Visitas: 204

Con la entrada en pleno funcionamiento de la planta potabilizadora Wüinpala, ubicada en el municipio Mara, tras el mantenimiento ejecutado por la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo en articulación con Hidrolago, la distribución del agua potable en las parroquias Venancio Pulgar, Idelfonso Vásquez y Antonio Borjas Romero verán una mejoría de un 90 por ciento, en un lapso aproximado de una semana.

El anuncio fue hecho por el alcalde bolivariano, Willy Casanova, en una rueda de prensa ofrecida este lunes 30 de agosto de 2021, en la cual explicó que donde ya tenga alcance la red de agua en el noroeste de la ciudad, llegará el servicio.

Igualmente indicó que, gracias a la instalación de una válvula en el sector Cotoperí, el servicio mejorará de manera contundente en sectores como La Montañita, Felipe Hernández, Carmen Hernández, Ana María Campos, Fisher Godoy, 14 de Julio, Villa Baralt, La Pionera, El Progreso, San Rafael, El Despertar, El Valle y Las Mercedes de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante.

En la parroquia San Isidro, los sectores El Curarire, El Potente, El Principio, Jagüey Sabana, El Chaparral, Sierra Nevada, El Carmen, Monte de Sión, Betania, La Gran Parada y Rafael Urdaneta, entre otros, tendrán una mejora significativa a partir del mejoramiento del sistema.

En cuanto a la parroquia Caracciolo Parra Pérez, destacó que se percibirá una mejora en la calidad del agua y el recorte de los tiempos de frecuencia de llegada en los sectores Bajo Seco, Rafael Urdaneta, La Victoria, el conjunto residencial La Pecera, Panamericano y 24 de Septiembre.

Bajo el eslogan ¡Con Vos haremos más! Casanova resaltó que la paciencia, seriedad y el profesionalismo de un amplio equipo de trabajo, permitió conocer el sistema a fondo para apoyar a Hidrolago a solventar el problema que genera las fallas en el suministro.

Reiteró que, en estos momentos, no es posible para la Hidrológica del Lago atender cabalmente al municipio sin el apalancamiento de la Alcaldía Bolivariana, que viene apoyando desde hace tres años y medio. Por eso calificó como fundamental el trabajo, la hermandad y la comunicación permanente con Hidrolago y el Ministerio de Atención de las Aguas.

 

Modernización del sistema

Durante la rueda de prensa, el alcalde Willy Casanova recalcó que el objetivo final de la mejora y modernización de las plantas potabilizadoras Wüinpala y Alonso de Ojeda es alcanzar la cobertura durante las 24 horas de cada día de la semana, pero recordó que para ello es necesaria la corrección de fugas, entre otros proyectos.

Entre las labores ejecutadas, destacó la inversión que nació de las solicitudes de las Alcaldías de Maracaibo y Mara, con el apoyo del gobierno regional y nacional, junto con la Unicef, para que la planta Wüinpala entrara en mantenimiento para mejorar la calidad de la potabilización y la capacidad de litros por segundo dirigidos a los sistemas de bombeo de la ciudad.

Casanova explicó que, mientras que Wüinpala mejora el agua para el noreste de Maracaibo, el resto de las parroquias verá una mejora significativa en la disminución de los ciclos de distribución del servicio a un máximo de 10 días, gracias al agua que será redirigida desde la planta Alonso de Ojeda (planta C).

"Todos los motores y bombas de las 4 estaciones de bombeo de la ciudad se encuentran al 100 por ciento de su capacidad, para distribuir a cada una de las matrices y llegar a cada hogar maracaibero", subrayó el alcalde Casanova. También resaltó que cuentan con las cuadrillas territoriales para acompañar el desarrollo de obras y trabajos relacionados con el agua, como el acueducto que abastecerá al barrio Las Trinitarias.

 

Agua para todos

El alcalde Willy Casanova vislumbró un futuro con un sistema hidrológico consolidado, por medio de 7 proyectos en ejecución y 7 por realizar, para la recuperación integral del servicio de agua potable en la ciudad.

Entre estos proyectos se incluye la construcción de una tubería de 124 pulgadas desde Bifurcación, a fin de traer el recurso a La Barraca y abastecer a la cola del sistema en la parroquia Coquivacoa, donde habitan 70 mil personas.

Planteó también la rehabilitación de la aducción de 72 pulgadas, en Tulé I, en el municipio Mara, una tubería más pequeña que Tulé II, para contar con una línea de respaldo, especialmente útil para no parar el servicio en momentos de reparaciones.

 

Factores de riesgo

El alcalde Casanova explicó que uno de los primeros factores de riesgo para el sistema es que la industria química se ve afectada directa e indirectamente por el bloqueo internacional, y las toneladas de materias primeras requeridas, como el sulfato líquido y sólido o el policloruro de aluminio, pueden llegar a escasear.

Por otra parte, recordó que las labores de modernización de las plantas potabilizadoras, iniciadas con el apoyo de la Unicef, se vieron afectadas por las fuertes lluvias y la gran cantidad de sedimentación que estas arrastraron meses atrás. Por lo tanto, ambas instalaciones entraron en mantenimiento para la ampliación y modernización plena, coordinada y supervisada por la Hidrológica.

 

Del río al hogar

El Alcalde dedicó un espacio para que la familia maracaibera conociera el proceso que requiere llevar el agua potable a cada hogar, a fin de generar conciencia sobre este importante recurso.

El sistema de captación de Hidrolago se alimenta gracias a la captación de los ríos Socuy, Maché y Cachirí en los embalses Manuelote y Tulé, municipio Mara; así como de los ríos Laja, Palmar y Caño e´ Pesca´o en el embalse Tres Ríos, municipio Jesús Enrique Lossada.

La planta potabilizadora Wüinpala se encarga de recibir parte del agua del embalse Tres Ríos y de distribuirla por gravedad hacia los municipios Mara, Jesús Enrique Lossada y las parroquias del norte de Maracaibo.

Mientras, la planta potabilizadora Alonso de Ojeda recibe el agua de los embalses Tres Ríos y Tulé, por medio del bombeo eléctrico de seis grandes motores, de los cuales hoy funcionan cinco, con uno en reserva, y sirve a los municipios Maracaibo, Jesús Enrique Lossada, San Francisco y Miranda.

Parte del agua potabilizada se dirige directamente a algunas parroquias, pero la gran mayoría debe ser impulsada por medio de las estaciones de bombeo como el estanque Norte (Plataneros), parroquia Francisco Eugenio Bustamante; el estanque Sur y el estanque Redondo, parroquia Manuel Dagnino; y la estación de bombeo Santa María, en la parroquia Chiquinquirá.

 

Por María Arellano
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: